The Urban Roosters

#FMSMENDOZA: Los freestylers a la selección argentina

Por Infranich

Desempeño general

A la segunda jornada la vi desde el televisor, una gran pérdida. La primera había sido en Mar del Plata, mi ciudad, pero ahora era en Mendoza, una provincia lindante con Chile a mil y pico de kilómetros de mí casa.  Recostado en un sillón, anotando en un cuaderno algunas impresiones (porque ahora escribo para Urban Roosters y es necesario registrarlo todo) la competencia se me pasa volando. A la mañana siguiente quiero escribir rápido pero algo me detiene el paso. Intento descifrar esas notas escritas con mala letra. Pésima.  En pocos minutos me fastidio de esa tarea imposible y vuelvo a  confiar en la memoria: imperfecta (me digo) pero segura a la hora de los trazos gruesos. Lo primero que se me viene a la mente es que durante todos los enfrentamientos noté dos partes. Dos momentos muy diferentes. El primero involucra a la zona de las pruebas (el de las palabras, la de las temáticas y la de los personajes) La segunda, la del enfrentamiento libre y las del 4 x 4 con la misma modalidad.

¿Por qué en todas las batallas aparece este corte? ¿Esa diferencia? Sin dudas, tanto los MC como el público argentino se sienten más cómodos cuando el enfrentamiento es libre. Si en el primer momento vemos a los gallos intentando establecer estrategias para sobrellevar las pruebas, en la segunda los vemos más atados al presente de la batalla y al rival. El caso más visible de esto es cuando Klan se quitó la remera en respuesta a un acote hecho por Cacha y la contienda creció exponencialmente. Se rompió la cuarta pared (como dicen en teatro) y el público se convirtió en un protagonista más. Primero gritando a un Klan que pareció reencontrarse con su público, luego, también apoyando las respuestas de Cacha. Si en la nota anterior me preguntaba si la versión argentina intentaría cohesionar destreza con golpe directo, la segunda jornada parece responder que sí.

A pesar de lo dicho, la mayoría de los gallos mejoraron los puntajes en relación a la primera jornada. Este dato nos puede indicar que los MC se mostraron más adaptados al formato de pruebas. Si bien Wos, Replik bajaron su puntaje general, ambos ganaron sus enfrentamientos y la merma no fue tan significativa (apenas 9 puntos planilla en ambos casos). Además siguen siendo  punteros junto a Papo. Trueno también bajo su puntaje por un rango similar (menos de 10 puntos planilla) y su nivel no pareció, al menos desde mi criterio, ser inferior al que presentó en la primera jornada.

Un segundo dato de memoria es que la prueba de los personajes es la que más dificultad representó para los gallos. Si en la primera jornada había sido la de las palabras, en esta segunda, los distintos participantes fueron encontrando estrategias para enfrentarlas, algunos decidieron hacer flow, otros armar punchline con ellas. De cualquier manera, la prueba resultó más atractiva que en el primer encuentro. Tanto Replik como Dani intentaron fluir con las palabras y lo lograron mejor en el nivel fácil que en el difícil. A pesar de que esta decisión en teoría les permitiría jugar más con las palabras, por momentos, éstas se volvían más un obstáculo que una ola para deslizarse. En cambio, muchos de los gallos que intentaban golpear (en mayor o menor medida) perdían coherencia cuando pasaban al nivel difícil.

Para evitarlo, por ejemplo -ahora si descifro las notas de mi cuaderno- MKS usaba las palabras propuestas como relleno, no en los extremos; Dtoke pensaba los golpes en pareado y ponía dos palabras juntas (una para cerrar y otra para abrir el golpe); Cacha las memorizaba y las decía una vez que habían pasado por la pantalla. El caso más desafortunado fue el de Klan que dejó pasar muchas de ellas sin decirlas. Un caso intermedio fue el de Papo MC que en un primer momento no solo utilizaba las palabras sino que además incorporaba skills para rellenar las estructuras. Cuando las palabras se duplicaron se limitó a hacer punchline llanos con ellas.

Pero, como dijimos, la prueba que todavía parece extraña a los gallos argentinos es la de los personajes. La principal dificultad es que utilizan este enfrentamiento  como un marco de comparación y no se deciden a ponerse en la piel de ellos. Esto quedó claro cuando el único que lo hizo, Papo MC, le cuestionó a Dani no entender la regla del juego: “vos sos, Pablo Londra”, le dijo. Una constante de este error de juego se visualizaba cuando los participantes decían “en la pantalla dice…” sin entender que estos roles propuestos no son algo externo sino elementos interno que deben incluir en el acto de improvisar. En el caso de Papo no solo en el reto al otro MC se vio la diferencia de entendimiento de la prueba, pues, él mismo cuando tenía que atacar lo hacía en primera persona haciendo hablar al personaje desde su propia voz.

A partir de esta segunda jornada tenemos tres grupos de MC dentro del torneo. Los que ganaron las dos fechas (Wos, Papo, Replik), los que ganaron una y perdieron otra (Dtoke, Klan, Cacha, MKS) y los que perdieron ambas (Trueno, Dani, Stuart). Todavía no ha habido réplicas, por lo tanto, todos los MC que han sumado  puntos lo han hecho de a tres.

Papo MC

Fue el gallo que obtuvo más puntaje en esta jornada y es uno de los punteros junto a Wos y Replik. Más allá de esto, es -a mi parecer- el participante que mejor se adecúa a las diferentes pruebas propuestas por la competencia. Tal vez por su recorrido personal: de la escuela mundialista y sus técnicas al pragmatismo de las competencias de Red Bull y su lógica de punchline. Tal vez sea esta doble procedencia o simplemente su carácter práctico, lo cierto es que lo vemos adaptarse a las reglas según el tramo de competencia que esté afrontando. Una anécdota llamativa es el pasaje que hace durante la primera prueba de la noche. Cuando las palabras de la pantalla pasan cada diez segundos se permite jugar con distintos estilo sobre todo él usó de la paranomasia (cambiar un sonido para mantener la sonoridad y hacer emerger un nuevo significado en la variación) para que el remate del golpe suele más elaborado. Cuando las palabras pasan cada cinco segundos, inmediatamente renuncia a esto y se limita a armar golpes que intentan mantener la coherencia. En este sentido es el participante más estratégico de la versión argentina. En el minuto de introducción se presentó así mismo con la máscara de Tarantino y la de Al Pacino; tratando -en mi opinión- de reflexionar acerca de su nuevo modo de afrontar las batallas: un estilo que él mismo llama “forrero”  y que supone posicionarse como el dueño de la escena. Estilo que supone el uso de los skilles para trazar la distancia y que le permite cuidar más su endemoniada voz.

Dani

Al igual que Replik pero con menos suerte (al menos por el momento) Dani es el otro de los participantes que apuesta al flow métrico como arma distintiva. Este tipo de técnica de freestyle que apuesta más a la rimas internas que a la externa, suelen ser más efectivas en un minuto que en un intercambio corto. En este sentido, Dani suele lograr los mejores momentos en las modalidades libres en las que puede hacer crecer el efecto del one two, manteniéndolo durante. En el caso de esta segunda jornada, el mejor momento fue cuando concluyó una serie de one-two con un calambur: “soy parásito/ par(a a)sí to-mar tu cerebro”.

Replik 

Pertenece al grupo de participantes que ganó sus dos enfrentamientos. En la fecha pasada a Klan, en ésta a Trueno, un antiguo rival. Replik y Trueno, dos MC que empezaron de muy chicos, que crecieron en la plaza de El Quinto, y que ahora se encuentran no tan chicos en la FMS. Decididamente, Replik se presentó en ambas fechas como un gallo que hace prevalecer las técnicas métricas como recurso: one-two y calambur, sobre todo. Esto lo posiciona como un tipo de gallo que intenta ganar puntos de planilla usando el flow e intentando salir del golpe directo de dos o cuatro barras. En este sentido, su estilo se puede apreciar más cuando puede elaborar ataques que excedan esta cantidad de barras. Cuando está limitado al 4 x 4, su arma más eficaz es el uso de datos intelectuales, palabras específicas que le permiten posicionarse desde el saber.

Trueno

Si bien es la segunda derrota del participante, a mi parecer, ambas fueron dignas. Incluso esta me pareció más discutible que la anterior en la cual se enfrentó a un Papo muy afilado. En ambas jornadas lo vimos dando prioridad al golpe y destacando por su coherencia (formal y de sentido). A pesar de lo señalado, en el enfrentamiento libre y respondiendo al juego que proponía Replik, intentó elaborar un minuto en el que el protagonismo fuera su flow. A diferencia de su contrincante que suele fluir a partir de figuras métricas (rimas internas), Trueno lo desafió en el terreno musical, variando los patrones a partir de diversas figuras musicales y acusándolo de no utilizar el doble tempo. Creo que en este punto hay una gran discusión teórica pendiente. Muchos solo llaman técnicas de flow a una cosa, y otros,  a la otra. En el caso de los métricos, el ritmo surge del lenguaje mismo, en el caso de los musicales, es la capacidad de adaptarse a la base. Si bien son cosas muy distintas, ambas habilidades requieren gran destreza de los participantes. Incluso, estas habilidades muchas veces son excluyentes. Pues, hacer coincidir una y otra no parece tarea fácil. Los gallos métricos suelen no caen siempre en compás, y a la inversa, a los musicales les cuesta realizar juegos de rimas internas.

Dtoke

Dtoke fue el perdedor de la jornada con mayor puntaje, incluso superando en puntos de planilla a muchos de los ganadores. Este hecho no es casualidad, su actuación fue muy buena  (in crescendo en el transcurso) ante un Wos que mantuvo el gran nivel que había demostrado en la Jornada anterior. Durante el primer tramo realizó las pruebas de manera correcta usando golpes en pareado. incluso se dio el lujo de decir que Wos se había enredado con las palabras en el nivel difícil marcando un punto débil de su adversario. Pero el momento de mayor explosión fue cuando entró en la zona de ataque directo. Los argumentos que utilizó fueron muy crudos: 1) Que Wos se escribía los punchline, 2) Que seguía el camino que él había trazado y no lo reconocía,  3) Que recibía premios del gobierno. Este último trajo el fantasma de la Red Bull nacional del 2015 en la cual Kódigo fue aniquilado por el pecado de mezclar rap con política.

Wos 

Wos se presenta como un participante no sólo de actuaciones regulares sino también con momentos de freestyle que parecen estar en un nivel superior al resto. Quedó en el primer puesto (por una diferencia mínima en las planillas de ambas jornadas) y en este primer tramo aparece como uno de los favoritos. Regularidad que se mantiene más allá de su rival, pues, si en la primera fecha lo hizo enfrentándose al participante de menor nivel en relación al puntaje, en ésta, lo hizo contra un afilado Dtoke -como ya anticipamos-. Uno de esos momentos intensos fue cuando corrigió a su oponente, devolviendo un golpe que podría haber sido fatal. Dtoke lo acusó por el premio dado por “el gobierno”. Ante este, Wos lo refutó diciendo que éste había sido otorgado por el Senado, despegándose de la acusación (ser macrista es visto casi como un insulto en el mundo del free local) y instaurando una dimensión política muy interesante. Wos –es bueno resaltarlo- es el único gallo argentino, o casi, con el cual podríamos tener una charla sobre política sin caer en una simplificación moralista.

Klan

Klan fue la revelación de la fecha y terminó la segunda jornada con una sensación de reencuentro. Si bien en la primera parte de la competencia no parecía haber mejorado mucho del enfrentamiento anterior (en la prueba de las palabras veíamos que estas desaparecían sin que las pudiera incorporar a su fluido). En el segundo trayecto, en la parte libre, y luego de que Cacha lo acusara de ser una copia no lograda de Dtoke, Klan se desnudó literalmente y pareció en este gesto (a pesar del risueño conjunto de ropa interior de Dragón Ball Z) encontrase a sí mismo en esa desnudez. En este contexto, advirtió con cierta bronca: ¿vieron que no era solo en El Quinto? Con público a favor Klan volvió a hacer Klan como hacía bastante no lo era. Como si su nombre fuera su verdadera esencia: su capacidad de ser lo colectivo. A partir de ahí recorrió un itinerario propio recurriendo autocitas que el público completaba o coreaba por la voz del MC. En este recorrido no faltó el gesto romántico de rapear sin micrófono. Claro, me digo mientras escribo: si yo tuviera que haber evaluado esta batalla no hubiera encontrado en qué lugar de la planilla anotar este milagro.

Cacha

Cacha perdió –como mencioné-  con un Klan encendido. Su actuación me pareció aceptable aunque su puntaje de planilla está por debajo de la media. Yo no estoy en contra de los jurados (posiblemente votaría igual que ellos) pero no entiendo la explicación de por qué un gallo tan correcto y regular no sube sus puntajes. Lester, un amigo fanático de rap intenta explicármelo: “Cacha es como el mejor alumno de la clase”, y después de una pausa continúa: “hace todo bien pero porque se lo piden”. “El hip hop es mucho más que eso”, concluye. No me parece la mejor respuesta a mis planteos pero renuncio a encontrar algo mejor.

MKS

Mejoró significativamente su actuación y su puntaje. Se lo vio bastante mejor afrontando las pruebas. Señal de esto fue cuando pudo conectar las palabras en nivel difícil manteniendo la coherencia de sus golpes. Sin embargo, el momento que más aprovechó para hacer crecer su freestyle fue a partir de una equivocación de su oponente. Stuart le señaló  que no hable de su madre fallecida y el tiro le salió por la culata.

Stuart

Stuart se presentó ante Mendoza como el gallo federal. Intentó, de este modo, ganarse el favor de un público también federal. A pesar de esta estrategia –en la jornada anterior se había ambicionado posicionar como el desconocido, la posible revelación- es el gallo con menos puntos de la competencia. Este fracaso estratégico se puede explicar de dos maneras. Por un lado, porque tanto una cosa como la otra (ser la revelación o quien represente a las provincias) son determinaciones tácitas, cosas que suceden o no pero que de ningún modo un MC puede decidir de antemano. Por otro lado, Stuart es un gallo de golpe pero sin una fisonomía distintiva. Para colmos de desaciertos, en el minuto de sangre atacó a la madre de MKS y este último aprovechó para basar su defensa y ataque en esta figura ante un público mendocino que pareció tomar partido por este último. Sobre el final, Stuart logró conectar un golpe muy interesante. Siguiendo la temática de su contrincante de comunicarse con los seres queridos muertos, envió varios besos al cielo, y guardó un cuarto para Cancerbero. Si bien no le alcanzó para revertir la batalla, mostró su punto fuerte: su ingenio.  En la jornada anterior también había podido conectar un golpe similar contra Cacha.

 

Epílogo: Garra o talento.

Dtoke había empezado la noche, en la presentación, criticando a la selección argentina, había propuesto sacar a los jugadores y poner en su lugar a los freestylers. Esta primera puntada inaugural se trasladó luego a los enfrentamientos. Wos suele compararse con Messi y Dto no olvidó recordarlo para establecer una primera distancia argumental. Si Messi representa el lujo, un lujo que excluye la idea de temperamento para muchos. Macherano, en cambio, representa su opuesto y Dtoke se amparó en esta imagen para expresar su carácter (sus huevos), haciendo transitiva esta distancia en relación a su oponente. De acá en adelante esta noción tensiono toda la competencia. El momento más extremo de la discusión fue   cuando  se paró la batalla con uno de sus golpes de Dtoke. Wos había cedido admitiendo el título nacional de su contrincante cuando éste vio la oportunidad de corregirlo: campeón nacional dos veces y también internacional.

Wos o Dtoke se había trasladado a Messi o Macherano. Pero la discusión de fondo era otra cosa ¿Qué prefiere el argentino? Talento o garra. De repente una simple pelea de gallos se había vuelto un debate acerca del ser nacional. Un debate similar a los que se daban a principio del siglo XX y que se preguntaban por la argentinidad.  Dtoke parecía responder desde su lugar. Rústico pero campeón mundial. Ahora, este mismo año, Wos va a tener la misma posibilidad que tuvo Dto en 2013 ¿Cómo se comportará en la internacional en su país? ¿Talento y garra son categorías excluyentes? La triste figura actual de Messi parece confirmar la disyuntiva, la de Maradona parece desmentirla: este uso todo el talento que puede entrar en una pierna izquierda para hacer el mejor gol de todos los mundiales, pero tampoco descartó la picardía de su mano disimulada para abrir un marcador en un partido chivo, y menos, claro, tener todo el coraje que un hombre pueda tener para infiltrarse él mismo (el médico no lo quería hacer)  para poder jugar la final de Italia 90. No soy ingenuo. De eso no hablaba Dtoke. Dto se preguntaba, si hay que elegir, qué no le perdonarías a un deportista argentino. Claro, se decía en voz alta, no podemos culpar a alguien por no tener  talento. Si podemos hacerlo por no tener coraje.

 

Datos

Infranich es Profesor en Letras. A partir de esta nota colaborará con Urban Roosters escribiendo y analizando sobre la FMS Argentina. En la actualidad tiene una canal de YouTube llamado “Escuela de Rap” en el cual analiza y teoriza distintos aspectos de la cultura Hip Hop. Su mirada tiene en cuenta aspectos técnicos (cómo rimar, cómo usar procedimientos), aspectos artísticos (cómo hacer una maqueta), incluso aspectos históricos (orígenes y evolución), musicales, sociales, literarios, etc. También dirige una editorial de poesía llamada Goles Rosas https://www.facebook.com/golesrosas/.

A %d blogueros les gusta esto: