The Urban Roosters

¿LE PASA ALGO A DOMINIC?

El 2014 fue un año clave para el desarrollo del freestyle. Fue el segundo año después del parón y esto trajo consigo la aparición en la escena de nuevas caras que formarían parte, sin saberlo por aquel entonces, de la élite del freestyle actual.

A continuación, nos situamos en México, concretamente, en la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos. Allí, 16 raperos se veían las caras con la intención de revalidar el título que consiguió en 2013 Jony Beltrán.

Las rondas pasaron y nos centramos en la gran final. Por un lado, nos encontramos a Aczino, máximo favorito a levantar el trofeo y quien dio un nivel espectacular durante todo el evento, dejándonos varios momentos para la historia.

Por el otro, nos encontramos a Dominic. Sin duda alguna, la sorpresa de la noche. Un desconocido y joven freestyler que se plantó en la final nacional de México dando un nivel más que notable en las rondas anteriores.

¿El resultado? Un batallón, no exento de polémica. Para muchos, el vencedor fue Dominic. Para otros, inclusive el jurado, el vencedor fue Aczino. Sin embargo, personalmente, pienso que ambos ganaron. Aczino, porque consiguió el título y obtuvo el pase a la final internacional que ese año se realizaba en España. Dominic, a pesar de no haber logrado el triunfo, consiguió algo mucho más difícil, el apoyo y respeto de todo su país.

A partir de este momento, crecieron el hype y las ganas de ver batallar a Dominic, pues dejó con muy buenas sensaciones a todos los espectadores.

Llegó el 2015 y con este, un nuevo enfrentamiento en la Batalla de los Gallos. Era la batalla que todos esperaban ver en esta nacional y se dio en semifinales. Un Dominic con sed de venganza se veía las caras contra un Aczino que solo tenía un objetivo en mente: el bicampeonato.

¿El resultado? El mismo que el año anterior. Aczino consiguió su pase a la final -que posteriormente ganaría- y Dominic dio un gran nivel pero se quedó de nuevo a las puertas de conseguir la gran hazaña. En este momento, podríamos decir que Dominic ya era un freestyler consagrado en México, y uno de los tops mundiales.

En 2016, protagonizó un gran enfrentamiento contra el chileno Teorema en la internacional de BDM Deluxe. Como en ocasiones anteriores, no pudo saborear el éxito y se quedó a milímetros de conseguir un nuevo hito.

A pesar de haber dejado grandes momentos para la historia, nunca consiguió dar el gran salto y obtener la victoria en una gran competición. Se podría decir que es el “rey sin corona” de México.

Sin embargo, y a pesar de su envidiable carrera, últimamente está recibiendo innumerables críticas debido a su bajo estado de forma. Personalmente, pienso que esto se debe a que siempre ha dejado el listón muy elevado, dándonos increíbles batallas y exhibiciones. El freestyle son momentos, son improvisaciones y no siempre se puede tener un buen día.

Es cierto que, actualmente, no está ni mucho menos a su mejor nivel. No ha dado el máximo en competiciones como God Level o BDM Deluxe. Pero también es cierto, que a lo largo de toda su carrera, no le ha acompañado mucho la suerte. Ha tenido bastantes resultados, bajo mi opinión, discutibles.

¿Qué hubiera pasado si hubiera ganado a Aczino en alguna de las dos nacionales de Batalla de los Gallos en las que se enfrentaron? ¿Qué hubiera pasado si hubiera obtenido el triunfo contra Teorema en aquella internacional de BDM del 2016?

Nunca lo sabremos. Lo que sí debemos de saber y de valorar es todo el trabajo que hay detrás de una rima, toda la historia que hay detrás de una persona. A pesar de no estar actualmente a su mejor nivel, Dominic sigue siendo uno de los freestylers más influyentes y relevantes de todo el panorama y, por ello, merece todo nuestro apoyo y respeto.

Dominic volverá tarde o temprano, aunque realmente, nunca se ha ido.

 

Artículo redactado por Adrián Ruiz, miembro de la Urban Roosters Army

A %d blogueros les gusta esto: