The Urban Roosters
Cultura Hip Hop Noticias

RECORDANDO A GRUPOS HISTÓRICOS: DE LA SOUL

julio 2, 2020

author:

RECORDANDO A GRUPOS HISTÓRICOS: DE LA SOUL

«Siempre mira a lo positivo y nunca bajes la cabeza / porque el agua

nos envolverá si no nos atrevemos a pisar / así que pisemos el agua…»

(“Tread Water”, De La Soul)

El optimismo y la valentía que destila este verso refleja a la perfección la esencia rupturista de De La Soul, el grupo que dio vuelta al status quo del Rap a finales de los dorados años 80. Conocidos por sus samples eclécticos, sus letras surrealistas, inteligentes y graciosas, y sus aportes al subgénero del Jazz Rap, el grupo se erige como uno de los más importantes de la historia del Hip Hop. Hoy haremos un repaso por su inconfundible huella en el panorama musical.

Formado en 1985 en Amityville (Long Island, New York), este colectivo está conformado por Posdnuos (Kelvin Mercer), Trugoy the Dove (David Jolicoeur) y Baby Huey Maseo (Vincent Mason, Jr.). Tras conocerse en la escuela secundaria y tocar en varios grupos, los tres unieron fuerzas para dar forma a un estilo alejado de lo convencional, repleto de ritmos y sonidos peculiares que, acompañados de la divertida jerga personal que usaban entre ellos (Trugoy se llama así porque al revés se lee “Yogurt”, su comida favorita), dieron como resultado una música colorida, psicodélica y con mucho gancho.

Un debut inmejorable

De La Soul debutó en el mercado en 1989 con su primer álbum “3 Feet High and Rising”, un trabajo producido por el reconocido DJ y productor Prince Paul, que trata temas como la paz o el amor a través de un divertido y revolucionario collage de estilos varios. Visto por muchos por aquel entonces como el futuro del movimiento, y considerado en la actualidad como una obra maestra del Rap, el álbum no tardó en convertirse en un gran éxito comercial y de crítica. Y es que, mientras el resto de raperos destacados de la época mantenían la esencia old-school funk, De La Soul se mostraba ante el público como una opción más amable que, además de los géneros citados, se nutría de otros como el Jazz o el Reggae o la Psicodelia.

Gracias a su inmejorable disco presentación (en el que destaca “Me, Myself & I “, uno de los temas de Rap más radiados de la historia), el grupo se convirtió en miembro de la reconocida Universal Zulu Nation, organización fundada en 1976 por Afrika Bambaataa. Además, De La Soul formó con otros colectivos como A Tribe Called Quest, Black Sheep, Queen Latifah o The Jungle Brothers la famosa Native Tongues, agrupación nacida entre finales de los 80 y principios de los 90 conocida por su mentalidad positiva, sus letras afrocéntricas y esperanzadoras, y el uso pionero del sampling ecléctico y de beats influidos por el Jazz.

A finales de 1989, “3 Feet High and Rising” ocupaba el top de las mejores listas musicales del año. Sin embargo, en medio de tanta aclamación llegó un incómodo obstáculo de gran calado mediático para De La Soul: una demanda del famoso grupo de Rock The Turtles hacia los raperos por usar sin consentimiento un sample de “You Showed Me” para una de sus canciones. Los rockeros ganaron el caso, y esto supuso un cambio muy drástico para muchos artistas a la hora de trabajar, provocando que varios discos tuvieran que modificarse por la misma razón y por ende, retrasar su lanzamiento. Y uno de esos discos fue el siguiente trabajo de De La Soul, “De La Soul Is Dead”.

Un cambio de dirección

Tras el rotundo boom de “3 Feet High and Rising”, De La Soul se ganó entre el público una imagen de raperos hippies que sin duda continuarían la misma línea de su primer trabajo. Pero nada más lejos de la realidad. Y es que el hecho de etiquetarlos de forma tan cerrada, supuso para el colectivo un alarmante toque de atención, ya que sus miembros afrontaban su carrera como un cambio de estilo musical constante.

En respuesta a este encasillamiento, en 1991 lanzaron “De La Soul Is Dead”, su segundo álbum. A pesar de ser más oscuro que el anterior, el grupo no abandonó su característico sentido del humor, y optó por incluir parodias que criticaban la dirección que estaba tomando el Hip Hop a causa del Gangsta Rap, cuyos rasgos agresivos, superficiales y machistas iban en contra de la filosofía De La Soul. Con una portada en la que se ve una maceta con margaritas rota, que simboliza un intento de deshacerse de la etiqueta de grupo hippie, este segundo álbum no se acercó ni por asomo al éxito del primero, pero aun así supone un clásico de culto y uno de los favoritos entre sus fans.

Una carrera que no dejó a nadie indiferente

Después de “De La Soul Is Not Dead” llegaron seis discos más que hacen un total de ocho en la trayectoria del grupo. En 1993 fue “Buhloone Mindstate” (con él, desarrollaron un nuevo sonido y se posicionaron como uno de los pilares del Rap alternativo), en 1996, “Stakes Is High” (el primer disco no producido por Prince Paul sino por el propio grupo), en el 2000 fue turno de “Art Official Intelligence” (una serie de triples álbumes), en 2004 lanzaron su séptimo álbum llamado “The Grind Date”, y finalmente en 2016 cerraron su periplo musical con “And the Anonymous Nobody”, una producción que reúne colaboraciones de artistas como Snoop Dogg. A esto, se le suma un Grammy logrado por una colaboración con la banda virtual británica Gorillaz.

Alabados por muchos, tachados de “no originales” por unos pocos, si algo nos han demostrado los transgresores músicos de De La Soul es que cuando uno pierde el miedo a ser uno mismo, la energía fluye de otra forma. Aunque eso implique ser distinto.

 

Artículo redactado por Álvaro Pumares, miembro de la Urban Roosters Army.

A %d blogueros les gusta esto: